Fashion

Moda contra la hipervigilancia

By octubre 8, 2019No Comments

La estética que desafía al sistema

Al tiempo que la tecnología se vuelve cada vez más precisa para permitir a las autoridades dar caza con mayor velocidad a todo tipo de criminales, muchos ciudadanos han compartido sus miedos sobre su propia privacidad dentro de un sistema que permita verlo todo. Entre ellos, activistas y diseñadores ponen su granito de arena para que este control sistémico no sea total, intentando dar a los ciudadanos de a pie una serie de alternativas que van desde camisetas a maquillaje y peinados que se burlan de las nuevas tecnologías con el fin último de volverte irreconocible. Quizás la única problemática del fenómeno, como bien explicaba el periodista Robinson Meyer en un artículo de The Atlantic sobre maquillaje anti vigilancia, es que «lo que te hace invisible para los ordenadores te evidente para el resto de humanos».

Como se trataba en un artículo de Slate, existen dos maneras de conseguir esa invisibilidad tecnológica a través de la moda: la primera de ellas consiste en bloquear las formas que permiten que otros recojan tus datos. Buenos ejemplos de esto se han visto en las manifestaciones de Hong Kong: para resultar irreconocibles, los manifestantes ocultan su rostro de todas las formas posibles, ya sea mediante máscaras o maquillaje de camuflaje o, tras la última prohibición por parte del gobierno, un peinado/máscara que oculte las facciones.

MEGAPIXELS

«El nombre se deriva de un tipo de camuflaje naval de la Primera Guerra Mundial llamado Dazzle, que utilizaba diseños de inspiración cubista para romper la continuidad visual de un acorazado y ocultar su orientación y tamaño», explica el artista a través de la web del proyecto, «del mismo modo, CV Dazzle utiliza diseños de peinado y maquillaje de vanguardia para romper la continuidad de una cara. Dado que los algoritmos de reconocimiento facial se basan en la identificación y la relación espacial de las características faciales clave, como la simetría y los contornos, se puede bloquear la detección creando un antifaz». En la misma web, el artista da consejos estilísticos para pasar resultar irreconocible ante las cámaras de seguridad.

Wearables para frustrar la vigilancia de neuroimagen.

 

El paradigma de la ropa como protector y corrector está cambiando lentamente: cada vez más, nuestros cuerpos se están volviendo cada vez más públicos, mientras se desarrollan nuevas formas de tecnología de neuroimagen que algún día pueden permitir la vigilancia e intercepción de los contenidos de nuestras mentes. Neuro-Imaging Surveillance (NIS) es un concepto sobre la próxima generación de vigilancia con cámaras y seguimiento de identificación biométrica, que podría buscar patrones de pensamiento sospechosos en la mente del público.
¿Se puede ampliar el propósito de la ropa para servir un propósito híbrido: actuar como una cobertura expresiva del cuerpo y también mantener la privacidad de cosas como las emociones, la inteligencia e incluso «datos cerebrales» más específicos?

Leave a Reply