DeportesTech

Realme lanza su primer smartwatch, nueva alternativa barata a los Xiaomi

La firma china estrena su primer reloj inteligente con un precio muy ajustado, buen diseño e interesantes prestaciones

La firma china Realme está decidida a ponerle las cosas difíciles a Xiaomi o Redmi, no solo a la hora de vender móviles, sino también cuando hablamos de wearables. Así lo demostraba hace unas semanas con la presentación de la nueva pulsera Realme Band, que se estrenaba como una alternativa perfecta a la Xiaomi Mi Band 4. Ahora Realme expande su gama de wearables con su primer smartwatch, que por supuesto es un nuevo producto muy económico, teniendo en el punto de mira a los dispositivos de Xiaomi y Amazfit, que no dejan de ser la misma empresa.

Características del Realme Watch

Este nuevo reloj cuenta con un diseño bastante desenfadado, con el formato cuadrado que podemos ver en relojes como el Apple Watch, aunque desde luego sin su sofisticación, que desde luego no pretende emular. Este nuevo reloj ofrece una pantalla de 1.4 pulgadas con resolución de 320×320 píxeles de tecnología LCD con diez niveles de brillo. Un reloj que como suele ser habitual puede ofrecer notificaciones en la pantalla, permite controlar la música, responder llamadas y otras muchas más funciones que podemos esperar de un dispositivo de este tipo.

Respecto de la batería, se queda un tanto lejos por ejemplo del Amazfit Bip, ya que en este caso puede permanecer encendido entre siete o nueve días, aunque puede estirarse hasta los veinte días con el modo de ahorro de energía activado, todo ello con una sola carga de su batería. Cuenta con numerosos modos de deporte, por lo que puede monitorizar desde carreras al aire libre, paseos, la capacidad aeróbica, fútbol, baloncesto, tenis y muchos más. También ofrece muchas características orientadas a la salud y el bienestar.

Como por ejemplo la medición del ritmo cardiaco, algo imprescindible ya en un smartwatch, así como otra función que no es tan común, como la de medir el nivel de oxígeno en sangre SpO2. Además hace un seguimiento de nuestro sueño, mide nuestros pasos, nos recuerda beber agua, que nos levantemos para no ser tan sedentarios, o también las calorías consumidas. La conectividad con la que cuenta es bluetooth 5.0, por lo que estamos hablando del último y mejor estándar de conectividad. Al sensor de frecuencia cardiaca se une también un acelerómetro de tres ejes.

Un reloj que es bastante compacto y muy liviano, con unas dimensiones de 36,5 × 11,8 x 256 mm y 31 gramos de peso. Y por supuesto es un reloj muy económico, porque Realme lo ha presentado con un precio de algo menos de 50 euros, por lo que se convierte en un rival directo para relojes como el Amazfit Bip, aunque en este caso la diferencia de autonomía es enorme. De momento se venderá en India, donde se ha presentado, pero no nos extrañaría nada que se estrene también en Europa en un futuro cercano. Aunque con lo que hay que quedarse es que se trata del primer producto de una gama de relojes de Realme que seguro no ha hecho más que empezar, y de una competencia frente a los Amazfit y Xiaomi de la que saldremos muy beneficiados los usuarios.

Leave a Reply